La hipnosis es un proceso muy utilizado por los psicólogos y psiquiatras que buscan adentrarse más al inconsciente del paciente o hacer una regresión de su vida para encontrar el momento preciso del trauma o problema psicológico.

Era muy utilizado por Sigmund Freud, para conocer más a fondo a las personas y también lo empleaba en el psicoanálisis, sin embargo; hoy en día muchos psíquicos, ocultistas, hechiceros, videntes y demás lo utilizan como una supuesta técnica para hablar con seres de otro mundo.

La hipnosis es similar al sueño

Podemos comparar el estar hipnotizados con soñar, ya que al estar en ese trance se pueden experimentar varias experiencias y desear lo que queramos, como por ejemplo ser millonario, poseer súper poderes, se inmortales, etc.

Esto debido a que la conciencia se encuentra alterada en ese lapso, por lo que es muy flexible crear fantasías e incluso tener la ilusión de estar viendo a un ser querido que ya no se encuentre entre los vivos, al igual que en un sueño.

La autohipnosis a fondo

Otro dato interesante y referente a la hipnosis es la que se realiza a sí mismo, claro está que es una sugestión o un tipo de placebo, pero es muy funcional en algunas enfermedades o descubrimiento de sí mismo, ya que muchas personas que lo han experimentado demuestran grandes revelaciones.

El cuidado que se debe tener es de saber cuándo es apropiado hacerlo y consultar con un especialista de la mente para que la experiencia sea impactante y por sobre todo con beneficio para el paciente en su vida personal, social, profesional y académica.

Comentarios